El exdirector de Área de la Policía Local de Palma, Martí Capó, junto a la exregidora del cuartel de San Fernando, Angélica Pastor. | Redacción Sucesos

36

El exjefe de prensa de la concejala Angélica Pastor, Robert Pérez Mena, ha reconocido que fue él quién grabó a periodistas de Ultima Hora en un encuentro informal en esta casa en marzo de 2016. Ese audio, de dos horas y once minutos de duración, acabó en manos del entonces jefe del Grupo de Blanqueo, que investigaba el ‘caso Cursach’ junto al juez Penalva y el fiscal Subirán.

Mena, en cualquier caso, matizó que el USB grabador lo entregó «completamente borrado» al que era director de Área de la Policía Local de Palma, Martí Capó: «En la conversación grabada no había nada de interés, así que la borré. Lo que puedo asegurar de forma categórica es que nunca he entregado nada al Grupo de Blanqueo. Esto quiero que quede muy claro».

Por precaución

El exasesor de Pastor, que en la actualidad trabaja en el departamento de comunicación y redes sociales del PSOE de Palma, explicó que las grabaciones se llevaban a cabo por «precaución», por si Angélica Pastor recibía amenazas y que la idea fue de Martí Capó: «No me explico cómo pudieron acabar filtradas en el Grupo de Blanqueo».

Noticias relacionadas

El antiguo jefe de prensa, tras salir del encuentro con Ultima Hora, asegura que borró el contenido del USB y lo entregó en mano al director del Área: «Era el procedimiento habitual». Ultima Hora intentó este lunes ponerse en contacto con el principal sospechoso de haber entregado el audio al Grupo de Blanqueo, Martí Capó, pero no recibimos respuesta.

Por su parte, el PSIB reaccionó este lunes a las grabaciones a periodistas de este medio: «Se trata de un caso que está judicializado y bajo secreto de sumario, con lo que no podemos hacer más que respetar a la Justicia y dejarla hacer su trabajo». Y añaden: «En cualquier caso, siempre hemos respetado el periodismo plural, veraz, independiente y libre».

Sobre estas grabaciones, el alcalde de Palma, José Hila, tiró balones fuera y aseguró este lunes que «yo no tenía conocimiento de nada, pero voy a esperar a que se aclaren un poco las circunstancias, porque tampoco lo tengo muy claro».

El primer edil socialista dijo haber hablado con Pastor y afirmó que «ella niega que efectuara estas grabaciones y yo a partir de ahí no puedo hacer mucho más». No obstante, añadió que «también sé que esto forma parte de una investigación muy compleja y no me atrevo a juzgar cada uno de los aspectos, sino que esperaré hasta que haya acciones concretas de la Justicia antes de pronunciarme». Hila insistió en que «lo único que sé es que yo ya miro al futuro y que sean otros los que vayan juzgando cada acción porque es muy difícil aclarar exactamente qué pasó».