Los dos sospechosos, el día que pasaron a disposición judicial, en Palma. | A. Sepúlveda

57

Los dos jóvenes que robaron el Rolex de oro al fiscal jefe de Baleares, Bartomeu Barceló, se enfrentan a penas que suman 11 años y medio de cárcel. La Fiscalía pide tres años y medio para uno de ellos por robo con violencia y ocho para el otro sospechoso al que acusa, también, de otros delitos: lesiones, apropiación indebida y falsedad documental, además de una multa de 1.620 euros. Los ladrones, de nacionalidad italiana, se encuentran en prisión desde entonces.

El asalto ocurrió a las 13.30 horas del 23 de agosto de este año, a la altura del número 1 de la calle Riera de Palma. Uno de los acusados siguió caminando unos metros al fiscal jefe y se aproximó por la espalda, le dio un empujón y le agarró fuerte del brazo para apoderarse del reloj.

El otro sospechoso esperaba a su compinche, a bordo de una moto, a principio de La Rambla. Un hombre que presenció el robo se dirigió al delincuente, que le dio un golpe en el costado izquierdo y un puñetazo en el ojo, y después huyó con el otro implicado en el ciclomotor.

PALMA. TRIBUNALES. MANIFESTACIONES. ¿CASO CURSACH¿ LA PROTESTA CONTRA EL JUEZ Y EL FISCAL .

La víctima de la agresión sufrió una fractura en la costilla a consecuencia del golpe que recibió. La moto de la empresa Cooltra fue alquilado de los días 23 al 26 de agosto por uno de los procesados, que utilizó un pasaporte con su fotografía a nombre de otra persona con el fin de ocultar su verdadera identidad. Los ladrones abandonaron la moto y la Policía Nacional la recuperó el 19 de septiembre en el Camí de Sant Jordi con numerosos daños que no han sido valorados. Los agentes detuvieron a los asaltantes el mismo día en el interior de un avión con destino a Nápoles. Uno de los acusados llevaba en su muñeca derecha el Rolex de oro de Barceló.

Noticias relacionadas

Uno de los acusados deberá indemnizar a la víctima de la agresión con 1.000 euros por las lesiones y a la empresa Cooltra cuando se tasen los daños ocasionados en la moto que alquiló.

Valor sentimental

No era un reloj cualquiera. El Rolex de oro que los dos jóvenes robaron al fiscal jefe de Balears, Bartomeu Barceló, el pasado verano tenía un gran valor sentimental. La pieza, de más de 8.000 euros, había pertenecido a su suegro.

Los investigadores sospechan que los dos arrestados forman parte de una banda vinculada a la mafia napolitana. Los integrantes de la organización se desplazan a las Islas y se camuflan como turistas para abordar a sus víctimas. El entonces inspector jefe de Grupo de la comisaría Centro de la Policía Nacional explicó que estos delincuentes son miembros de la Camorra.