Un Mosso d'Esquadra detuvo el pasado sábado a François Gallardo, excolaborador de El Chinringuito de Jugones, cuando paseaba por Sabadell. Gallardo tenía tres órdenes de búsqueda y captura después de haber evitado hasta en dos ocasiones presentarse a juicio por un delito de estafa.

Como consecuencia de estos hechos, la Audiència de Barcelona ordenó su detención inmediata. Gallardo ha pasado este martes a disposición judicial y el juez ha decretado prisión provisional para garantizar su presencia durante el juicio, tal y como apunta el medio iSabadell.

El acusado estafó, presuntamente, 12.000 euros a uno de los tertulianos con los que compartía programa en la radio catalana. La Fiscalía solicitó para él una pena de cuatro años de prisión y una multa de 6.000 euros. Tal y como señalan diversos medios, Gallardo pidió 21.000 euros a un compañero con la promesa de que le devolvería una cantidad muy superior.

Según el fiscal, el colaborador se hizo pasar por agente de la FIFA y fingió ser administrador de una empresa «guiado por el propósito de obtener un ilícito enriquecimiento patrimonial y aparentando una solvencia y seriedad profesional de la que carecía». Ahora, tendrá que hacer frente a un juicio por presunta estafa.