Imagen de la grabación de las cámaras de seguridad que delató a la exempleada. | Policía Local de Palma

46

Una exlimpiadora del pabellón municipal de Son Moix se enfrenta a dos años de prisión por un delito con robo con fuerza en local abierto al público tras hacerse con 25 euros de una taquilla del vestuario femenino tras forzar la cerradura de la misma. La fechoría, que tuvo lugar el 18 de octubre de 2017, quedó grabada por las cámaras de seguridad y fue reconocida por el responsable de la empresa para la que trabajaba en ese momento. Poco después dejó su empleo.

Los hechos, según el escrito de la Fiscalía, tuvieron lugar entre las 12.00 horas y las 13.00.La mujer, de 63 años, se dirigió a la taquilla 471 del vestuario femenino del pabellón municipal de Son Moix, en Palma, donde trabajaba como limpiadora. Tras violentar el candado que la cerraba, se apoderó de 25 euros en metálico que la propietaria había dejado en el interior de la cartera, justo al resto de sus pertenencias.

La usuaria que utilizaba la taquilla al percatarse de que le faltaba el dinero en su cartera denunció los hechos ante la Policía Local. Los agentes encargados de la investigación revisaron las cámaras de seguridad del recinto deportivo y presenciaron la escena al completo. Observaron como una mujer con el atuendo de las empleadas de limpieza del recinto deportivo se dirigía a la taquilla, sacaba una cartera y tras dirigirse al baño, volvió a depositarla en su lugar. Se cree que en ese trayecto al servicio sacó el dinero en metálico del que, supuestamente, se apoderó. Poco después el responsable de la empresa reconoció a la trabajadora en el vídeo, que dejó su empleo poco después de estos hechos.

El ministerio público pide para la mujer dos años de prisión y que indemnice en 25 euros a la perjudicada.