Imagen de archivo de plantas de marihuana decomisadas por la Guardia Civil. | Guardia Civil

7

Un acusado por venta de sustancias estupefacientes ha afirmado durante su declaración en la Audiencia Provincial de Baleares que tenía un total de 81 plantas de marihuana en su casa para «poder fumárselas sin gastar dinero, no para vender» ya que, tal como ha dicho, en su casa «no se ha vendido ni un gramo; ni una micra».

Preguntado por el Ministerio Fiscal por una balanza de precisión encontrada en su domicilio, el procesado ha contestado: «¿Balanza de precisión? No, tengo dos hijas y hago pasteles también».

Asimismo, ha admitido que «como mucho» intercambiaba la marihuana y ha afirmado que «nunca en la vida» ha ganado dinero con la venta de cocaína. Tras indicar esto ha dicho que admitirá una pena de cárcel de dos años y tres meses.

En el juicio, que se celebra desde este lunes en Palma, hay un total de 11 acusados por vender droga --cocaína, MDMA, anfetamina, resina de cannabis-- en Ibiza, entre enero y abril de 2018.

Otros dos acusados han admitido la venta a pequeña escala (menudeo), aunque no han admitido operaciones a gran escala. «Vendía para mantener el vicio, para poder autoconsumir», ha dicho V.D.M.N, el principal acusado. Otro más ha explicado que él era un recadero de este primero: «A veces le contestaba al teléfono porque él no podía ni hablar».