Restos de los contenedores que han ardido este lunes en la calle Felipe II de Palma. | Guillermo Esteban

3

No son tan frecuentes como hace apenas unos meses, pero no hay quien detenga la quema de contenedores en Palma. La última parada de los incendiarios fue este lunes de madrugada en el barrio del Camp Redó. Ardieron cinco depósitos de basura y las llamas afectaron a varios vehículos que se encontraban estacionados en las proximidades.

El primer fuego se declaró sobre las 4.45 horas en el número 11 de la calle Sant Josep. En este punto, y según fuentes de los Bombers de Palma, quedó calcinado un contenedor. Minutos después se inició otro incendio a escasos metros de allí. El aviso llegó desde el número 4 de la calle Felip II, donde las llamas destrozaron cuatro depósitos. El fuego quedó extinguido, en ambos casos, tras la rápida actuación de los bomberos.

Indignación vecinal

La Plataforma Salvem Camp Redó se apresuró este martes por la mañana a condenar estos actos, a los que calificó de «vandálicos». Además de mostrar su indignación por lo ocurrido en el barrio solicitaron al Ajuntament de Palma que ponga «más medios de seguridad» en la ciudad. Asimismo expresaron su deseo de que se pueda «dar con los autores o el autor de estos hechos».

Estos incendios llegan apenas tres días después de que se diera a conocer que Emaya se personará como acusación particular contra la acusada de quemar seis contenedores de basura y de reciclaje en dos madrugadas del pasado junio en la capital balear y pide para ella cinco años de prisión. Solicita también que sea condenada a pagar una multa de 7.200 euros así como las costas judiciales. La vista contra la mujer se celebrará en unos días.