Vídeo de seguridad de los detenidos momentos antes de perpetrar un robo en Mallorca. | Guardia Civil

19

La Guardia Civil ha desarticulado y detenido a siete miembros de una banda organizada de albano-kosovares que ha perpetrado 150 robos, principalmente en viviendas de Mallorca y también en Ibiza.

Esta banda era una de las más activa de los últimos años en las Baleares y se dedicada a cometer robos en casas para, a continuación, enviar los objetivos robados a Albania y venderlos en el mercado negro, ha informado la Guardia Civil.

Todos los integrantes de la organización criminal ingresaron en prisión por orden judicial tras prestar declaración.

La operación 'Grey Lion' comenzó a principios de este año y ha culminado con la detención de estas siete personas en Mallorca, Ibiza y Valencia.

En el transcurso de la investigación se han recuperado vehículos de alta gama sustraídos del interior de viviendas, entre ellos un porche 911, un BMW X5, un VW Golf y un Seat León, valorados en su conjunto en algo más de 300.000 euros.

También se han recuperado relojes de alta gama como Tag Heuher o Cartier, así como bolsos, cámaras de fotos y ordenadores procedentes de robos cometidos en Mallorca e Ibiza.

Muchos de los golpes tuvieron lugar en domicilios situados en la Calle Bélgica y la Avenida del Golf de Santa Ponça. La mayoría de los objetos ya han sido entregados a sus legítimos propietarios.

Las dos primeras detenciones tuvieron lugar en abril, en concreto, en un piso que tenían alquilado en la zona de Es Pil.larí de Palma.

Para cometer los robos, la banda tenía diversas herramientas para forzar los bombines de las cerraduras o para perforar las puertas.

En agosto hubo dos nuevos arrestos, cuando un integrante de la banda circulaba con un coche robado de una casa de Llucmajor, mientras que el otro fue arrestado en Ibiza, justo cuando viajaba en barco a Valencia.

En días posteriores los agentes se trasladaron a la provincia de Valencia, donde detuvieron al cabecilla de la banda y a otros dos miembros más.