Una vez dentro de la casa, el falso técnico inspeccionaba la instalación de gas y le cambiaba piezas innecesariamente, un servicio por el que cobraba precios abusivos. | Archivo

12

La Guardia Civil investiga a dos personas en Mallorca por presuntamente estafar a ancianos haciéndose pasar por revisores de gas y cobrándoles «precios abusivos» por servicios innecesarios.

En concreto, a estas dos personas se les imputan 13 estafas presuntamente cometidas en domicilios de Inca, Selva, Alaró, Lloseta, Campanet, Sencelles, Santa Eugenia, Algaida, Sant Joan, Campos y Ses Salines.

Según ha informado el Instituto Armado en una nota de prensa, la investigación se inició por parte de agentes de Inca. Las pesquisas permitieron detectar el 'modus operandi' de las estafas: primero, una mujer llamaba desde Granada al morador de la vivienda y le informaba de que debía pasar una revisión a la instalación de gas. Después un hombre se presentaba en el domicilio haciéndose pasar por un técnico de una conocida empresa de suministro, exhibiendo, incluso, una placa falsificada.

Una vez dentro de la casa, el falso técnico inspeccionaba la instalación de gas y le cambiaba piezas innecesariamente, un servicio por el que cobraba precios abusivos.
Según los investigadores, los delincuentes elegían deliberadamente a sus víctimas y la mayoría de ellos eran personas de avanzada edad que vivían solas.

A los dos sospechosos, de nacionalidad española y de 38 y 43 años, se les imputan un total de 13 delitos de estafa e intrusismo profesional. Para investigar a la mujer que llamaba desde Granada se ha contado con la colaboración de agentes de la Guardia Civil de esa localidad. Las actuaciones están tuteladas por un Juzgado de Inca.