La Jefatura de la Policía Local de Palma, afectada por un brote de legionela. | Alejandro Sepúlveda

16

A perro flaco todo son pulgas. A la falta de vehículos, medios técnicos y efectivos policiales hay que sumar la clausura de los vestuarios y duchas de dependencias de la Policía Local de Palma, donde se ha detectado un brote de legionela.

El pasado viernes, Josep Palouzié, comisario jefe de la Policía Local de Palma, ordenó el cierre de los vestuarios (con duchas) del cuartel de San Fernando y de la comisaría de la Playa de Palma (Distrito Litoral) ante la presencia de la bacteria de la legionela.

En la intranet policial, el comisario explica: «Según las últimas muestras de analíticas de las duchas de San Fernando y de Distrito Litoral, las mismas han dado positivo en legionela. Por ese motivo se procede a clausurar las duchas de los dos lugares hasta que los resultados sean negativos. Mientras tanto, se tomarán las medidas adecuadas para solucionar en la mayor brevedad las deficiencias existentes».

Fuentes próximas a la Jefatura han confirmado a este diario que el problema viene de tiempo atrás, pero esta es la primera vez que se clausuran las dependencias que comprenden los vestuarios y las duchas.

El foco de la bacteria de la legionela se encuentra en las tuberías del agua caliente, que son muy antiguas. En la pasada legislatura ya tuvieron que cerrar las duchas en dos ocasiones. En esta ocasión, sin embargo y por precaución, la medida afecta también a los vestuarios.

Limpieza inadecuada

Este brote de legionela estaría causado por una limpieza inadecuada de las duchas, tuberías en mal estado y deficiencias en las calderas.

La anomalía viene generada por el vapor de agua que sale por los difusores de los vestuarios del personal. La Jefatura recomienda a los agentes que no se duchen en las instalaciones hasta nuevo aviso.

El procedimiento para eliminar la bacteria es lento. Las muestras se llevan a un laboratorio de Madrid y una empresa especializada se desplaza hasta los cuarteles para proceder a la limpieza y adecuación. Mientras se tramita y contrata a la empresa y se dispone de los resultados puede pasar algo más de un mes.

Este brote de legionela únicamente puede afectar a personas con las defensas inmunológicas bajas por el vapor inspirado.

La Policía Local de Palma no está pasando por su mejor momento. La regidora de Seguretat, Joana María Adrover, debe afrontar una importante adecuación de las instalaciones, adquisición de vehículos, aumento de la plantilla y restructuración del Cuerpo. Los agentes llevan tiempo denunciando la falta de coches, por lo que deben desplazarse en el bus de la EMT para acudir a los servicios.