Pilar Carbonell a su salida de los juzgados. | Alejandro Sepúlveda

17

Esta es la tercera entrega de la serie Los whatsapps del escándalo, como continuación a la primera parte, publicada este domingo y a la segunda, difundida este martes.

Los cargos públicos involucrados en el ‘caso Cursach’ y sus ramificaciones, como la ORA, fueron un objetivo de los grupos de WhatsApp descubiertos en el móvil del policía del Grupo de Blanqueo. Más allá de su imputación o no en la causa, se habla abiertamente de que tienen que dimitir, como en el caso del diputado Álvaro Gijón, que dejó el Partido Popular tras ser salpicado por la causa y en el ‘caso ORA’. Otro de los ejemplos es lo ocurrido con la exdirectora general de Turisme, Pilar Carbonell, que apareció por primera vez en el otoño de 2017 tras el levantamiento del secreto de las actuaciones, cuando afloró una conversación entre ella y el ‘número dos’ del Grupo Cursach, Bartolomé Sbert. Carbonell está acusada de prevaricación en la pieza en la que se reclaman ocho años de cárcel a Cursach.

«Nos quiere desafiar»

La primera reacción pública de Pilar Carbonell tras conocerse esa primera conversación con Sbert fue negar cualquier trato de favor y defender su gestión. Lo hizo incluso en el Parlament. A uno de los agentes del Grupo de Blanqueo no le gustó esa comparecencia: «La Carbonell nos quiere desafiar y tomar el pelo. Hay un oficio preparadito con 18 conversaciones calentitas. Por zorra». En efecto, un informe policial firmado el 30 de octubre de 2017 detallaba más conversaciones de Carbonell con Sbert y de éste con otros empleados del grupo sobre la tramitación de un documento en la Conselleria. Pocos días después fue citada para declarar como investigada y dimitió de la Conselleria.

‘El Principito’

Álvaro Gijón apareció primero en la causa relacionado con la Policía Local de Palma. Más tarde se amplió su imputación al ‘caso ORA’. Los mensajes muestran que esta línea fue un empeño de uno de los agentes de Blanqueo. Hay varias conversaciones entre sus compañeros en los que se quejan de que sólo se dedica a esta causa. En varias ocasiones se aplauden informaciones contrarias a Gijón para que el PP le forzara a dimitir. Finalmente abandonó el Partido Popular y terminó la legislatura en el Grupo Mixto, lo que abocaba la causa a subir al TSJB al mantenerse como aforado. También constan mensajes sobre declaraciones a testigos: «Que el 34 recuerde que dijo lo del Principito», se dice sobre la comparecencia de un testigo protegido. Este era el apelativo que supuestamente empleaban prostitutas para referirse al exteniente de alcalde de Cort. Los informes policiales ya recogían mensajes crudos cuando se produjo la detención de la madre y el padre de Gijón porque se creía haber localizado el soborno supuestamente cobrado por el político: «¿Llora?». El empeño del agente llega al punto de criticar autos del instructor, Manuel Penalva: «No es así, ya te lo explicaré» o de decirle: «Manuel, en la exposición no veo el delito de blanqueo». «Pues lo añado».

Noticias relacionadas

Reunión con Hila

Las conversaciones acreditan una reunión de Penalva y Subirán con el alcalde de Palma, José Hila, a petición de éste. Se produjo en los juzgados en febrero de 2016. Entre otras cosas, indicó como interlocutor con el área de Urbanismo al entonces concejal, Antoni Noguera, para que facilitara una serie de expedientes que reclamaban los investigadores. Hila fue grabado hace unos meses en una conversación en la que aludía a presiones. En aquel momento las defensas pidieron que se acreditaran las reuniones mantenidas entre juez, fiscal y alcalde. El letrado de la Administración de Justicia certificó que no había constancia oficial de las mismas.

Decapitación policial

Otro interlocutor que aparece en los mensajes es el entonces director de área de la Policía Local, Martí Capó. Con él se comentan varios incidentes ocurridos en el cuartel de San Fernando, como el expediente abierto a un mando que cuestionó la investigación en una carta pública. También informa del cese de toda la cúpula de la Policía Local: «Se ha decapitado a Morey, Mut y Pericàs. Se ha nombrado un órgano colegiado asesor y el Mayor Bravo sera quien lo va a dirigir». Surgen dudas sobre si se imputa a este último. Añade: «Sería interesante estar preparados de cara a mañana por si hubiera algún intento de rebelión por parte de los polis».

Veramendi

El exconcejal popular, Carlos Veramendi, consiguió ser exculpado después de que el juez ya hubiera iniciado los trámites para llevarle al banquillo. La decisión de archivo se toma con resignación: «No podemos perder el tiempo en batallas pequeñas». Meses antes se comprobó una denuncia de un testigo protegido controvertido, el 16: «Me dice el testigo que ha visto el periódico y reconoce a Veramendi como putero. Y que tenía un ‘puti’ en la calle Caro a medias, que él mismo les tuvo que desahuciar y que su chica se llama Karina». «Pues a por él».