Biel Fornés lee emocionado una carta que su esposa María ha escrito a su hija. | Alejandro Sepúlveda

16

«Han pasado casi 365 días pero todavía, a diario, miro la puerta de casa pensando que Paula está a punto de entrar. Estamos todos rotos, esa noche de Sant Joan también morimos un poco todos nosotros, su familia. Sólo nos queda pedir que se haga justicia ya y que esa conductora regresa a la cárcel, con una condena ejemplar». Biel Fornés es el padre de Paula, la menor de 15 años atropellada hace este domingo un año por una conductora ebria y sin carnet, que se dio a la fuga. Ultima Hora ha entrevistado a la familia con motivo del triste aniversario.

Ha pasado un año y siguen reclamando justicia.

—(Biel Fornés). Ahora resulta que esa mujer (la conductora) está intentando retrasar el juicio alegando que no entendía castellano cuando la detuvieron. Es terrible. Esa mujer, que nunca nos ha pedido perdón, está en la calle, pendiente de juicio, y sólo pedimos que la condenen y podamos encontrar la paz. A Paula no nos la van a devolver.

Al menos han conseguido reformar la Ley.

—(María, la madre). Recogimos casi 300.000 firmas para endurecer las penas para estos conductores bebidos o drogados que destrozan familias, pero aún queda mucho por hacer.

PALMA.

Ahora las penas son más duras.

—(Biel). Es curioso, la reforma de la Ley se aplica desde el 23 de noviembre, que era el cumpleaños de mi hija. Ahora luchamos para que los coches, de fábrica, lleven sistemas de bloqueo si el conductor ha bebido o va drogado. Es algo que ya existe en otros países y ojalá se pudiera implantar en España.

Otros padres que han perdido a sus hijos estos últimos meses en Mallorca les han contactado.

—(Biel). Sí, pero preferimos no dar nombres. Buscan compartir el dolor y saber cómo hemos salido adelante. A los que sí podemos nombrar son las familias de Dani Viñals y Vanesa Patricio, atropellados en Eivissa, o las de Iván y Ana, de Madrid. Tenemos un grupo de WhatsApps que se llama «Nuestros Ángeles», por los hijos que nos quitaron.

Noticias relacionadas

Han recibido muchos apoyos.

—(Biel y María). Sí, y estamos muy agradecidos. Estamos muy arropados. Mañana (por hoy) no haremos ningún acto por el aniversario de Paula porque no tenemos nada que celebrar. Querríamos que la muerte de nuestra hija no fuera una estadística, que no sea un número más.

No entienden cómo la conductora sigue libre

—(Aina, la madrina). Es que estuvo sólo 11 días en prisión. Pagó 12.000 euros y salió. ¿Es eso justicia? ¿Lo ve usted normal? Por Dios, que iba bebida, era reincidente, no tenía carnet y encima huyó. Es muy fuerte.

Siguen en contacto con los amigos de Paula.

—(Biel). Sí. Son maravillosos. Vienen a vernos y nos dan todo su apoyo. Lo agradecemos mucho. Veo una parte de mi hija en ellos. Pero lo más duro es que también veo lo que me estoy perdiendo.

PALMA.

Su hija era querida por todos.

—(María). Porque era muy especial. Un ángel. Siempre reía. Era feliz. Y muy positiva. Era una niña extremadamente cariñosa y muy familiar. ¿Sabe una cosa? Cada día me despierto pensando que todo esto es una pesadilla. Pero no lo es. Es real.

Le ha escrito una carta a Paula por su aniversario.

—(María). No sé si podré leerla a mi familia, pero lo voy a intentar. Le he querido decir que su huella es imborrable y que por dentro estoy rota. Que llevo un año soñando poder abrazarla. Ya no soy la misma. Yo también morí esa noche de Sant Joan.