Un hombre mata a su pareja en Córdoba tras haber asesinado a otra en 2002

| Córdoba |

Valorar:
preload
Fachada del bloque de pisos en la calle Espejo Blanca de Córdoba donde han sido hallados los cuerpos sin vida de dos personas, que presentaban heridas por arma blanca, en la vivienda donde se había registrado un incendio.

Fachada del bloque de pisos en la calle Espejo Blanca de Córdoba donde han sido hallados los cuerpos sin vida de dos personas, que presentaban heridas por arma blanca, en la vivienda donde se había registrado un incendio.

14-06-2019 | Efe

La capital cordobesa ha registrado este viernes un crimen que apunta a un caso de violencia de género, según las principales hipótesis de la investigación, en el que un varón supuestamente ha matado a su pareja y luego se ha quitado la vida.

El hombre se encontraba en libertad condicional tras ser condenado en 2004 a una pena de 17 años de cárcel por asesinar a su mujer por aquel entonces en Algeciras (Cádiz) en 2002.

En concreto, el Servicio de Emergencias 112 Andalucía alertaba de que a las 11,00 horas había recibido un aviso en el que se informaba de que salía humo de un inmueble situado en la calle Espejo Blancas de la capital cordobesa. El centro coordinador activó a los Bomberos del Parque Municipal, al Cuerpo Nacional de Policía, a la Policía Local y a la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias (EPES).

Al respecto, los efectivos al llegar al inmueble se han encontrado los cuerpos del varón y la mujer, ambos de mediana edad, él de nacionalidad española y ella, brasileña, que presentaban heridas de arma blanca. Posteriormente, los servicios sanitarios han confirmado al 112 el fallecimiento de las dos personas en este suceso.

Los Bomberos han tenido que sofocar las llamas que se propagaban por una habitación, mientras que el resto de la vivienda ha resultado afectado por el humo, de hecho el estado en el que se ha encontrado la casa ha dificultado la labor de los agentes de la Policía Nacional para recoger pruebas de investigación. Mientras, la autoridad judicial está pendiente de los resultados de las autopsias a los cuerpos.

Por su parte, fuentes del Instituto Andaluz de la Mujer (IAM) han precisado a Europa Press que la mujer fallecida «no era usuaria» del servicio que presta dicho instituto. Fuentes de la investigación han apuntado que no constan denuncias previas de la relación actual, si bien el varón contaba con antecedentes por violencia de género.

Al hilo de ello, el hombre había sido condenado por matar a su mujer ahogada, tras haberla estrangulado con el cable de la plancha, en abril de 2002 en su casa de Algeciras (Cádiz).

En libertad condicional

Según han indicado a Europa Press fuentes penitenciarias, en octubre de 2017 un juez de Vigilancia Penitenciaria le concedió el tercer grado y, posteriormente, en febrero de 2018, le fue concedida la libertad condicional, régimen en el que se encontraba actualmente, encontrándose en la fase final de la condena, que expiraba en 2020.

Como consecuencia de la muerte, confesa, de su mujer, fue juzgado por un jurado popular en la Sección de Algeciras de la Audiencia Provincial, siendo condenado a 17 años de prisión por asesinato. La sentencia contemplaba el agravante de parentesco y la atenuante de su confesión a las autoridades. Asimismo, señalaba que existió alevosía por parte del acusado, dado que la mujer estaba inconsciente cuando la trasladó a la bañera, donde finalmente murió.

El presidente de la Sección puntualizó en su sentencia que el hombre sabía que su mujer quería separarse un mes antes de que ocurrieran los hechos, que se produjeron el 10 de abril de 2002 cuando el hombre acudió acompañado de su madre al domicilio conyugal en la barriada algecireña de La Piñera. La intención era arreglar unas desavenencias matrimoniales, ya que ella había expresado en varias ocasiones su intención de separarse y marchar a vivir con otro hombre con el que mantenía una relación sentimental.

La conversación concluyó con la idea de iniciar los trámites de separación, haciéndose la madre del hombre cargo de la hija mayor de ambos y quedando los dos menores bajo custodia de la esposa.

No obstante, el hombre dejó a su madre en el domicilio de ésta y volvió a la vivienda conyugal de La Piñera donde, según el escrito de acusación, la estranguló, presumiblemente con el cable de la plancha. Posteriormente acudió al domicilio de un vecino, a quien le contó lo sucedido y anunció su intención de suicidarse, aunque finalmente se trasladó a la Jefatura de la Policía Local donde se reconoció autor de la muerte de su esposa.

Concentración este sábado

Cabe aclarar que la investigación del caso registrado en esta jornada en Córdoba continúa abierta y no se descarta ninguna hipótesis, aunque los investigadores barajan como principal un nuevo caso de violencia de género.

En relación con ello, la Plataforma Cordobesa contra la Violencia a las Mujeres ha convocado para este sábado 15 de junio, a las 20,30 horas, una concentración en el barrio de Valdeolleros, donde han sucedido los hechos, «en repulsa por el último caso de violencia machista ocurrido en Córdoba», según expresa dicho colectivo.

Comentar

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

Ciudadano
Hace 4 meses

Parte de culpa de esto la tienen los políticos, no puede valer la vida de una persona tan poco, hay que cambiar todas y casa una de las leyes pero mucho más duras

Valoración:5menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1