La Policía Nacional, este viernes, por la tarde en La Salle, investigando el dramático suceso. | A. Sepúlveda

5

La autopsia que aclarará las circunstancias de la muerte de la pequeña de cinco años fallecida este viernes en una escuela de Palma, se pospone al lunes. Las pruebas que se tienen por el momento no permiten conocer la causa del shock. El Grupo de Homicidios de la Policía Nacional se encarga de la investigación para aclarar las circunstancias del fallecimiento.

La menor cursaba cuarto curso de Infantil en La Salle y tenía diagnosticada una alergia. Los hechos ocurrieron poco antes de las dos de la tarde en el comedor del centro, cuando la pequeña tomó un helado tipo sandwich sin lactosa. La víctima parece ser que sufría algún tipo de alergia y cuando comió el postre empezó a sentirse mal y los profesores, alarmados, dieron aviso a los servicios de emergencias. Varias ambulancias llegaron al centro docente y la menor entró en parada cardiorespiratoria.

En el colegio se vivieron escenas dramáticas y los padres estaban consternados. «No sabemos muy bien lo que ha ocurrido. Dicen que la niña ha comido un helado en el comedor y que ha empezado a sentirse muy mal. Es una noticia terrible», contó una de las madres de alumnos.

Varios médicos consultados por Ultima Hora mostraron su extrañeza porque la menor no presentaba, durante la crisis, problemas respiratorios o ronchas, que son síntomas típicos de una reacción alérgica. «No hay que descartar otra patología, aunque será la autopsia la que lo aclare todo», apuntaron todos los consultados.

Noticias relacionadas