El marido de Marlen, la joven a la que asesinaron para arrancarle del vientre a su bebé, conoce a su hijo

| Chicago |

Valorar:

Yovani López ha compartido en Facebook unas imágenes junto a su hijo, Yovanny Jardiel. Una imagen familiar que no llamaría la atención si no fuese por la trágica historia que tiene detrás: la madre del pequeño, Marlen Ochoa, fue asesinada y le arrancaron del vientre a su bebé. El recién nacido se encuentra en estado de «muerte cerebral».

La policía de Chicago ha informado de que ya hay tres personas detenidas, entre ellas una madre y su hija, en relación con este brutal asesinato. La joven, de 19 años, fue estrangulada con un cable y, tras su muerte, le abrieron el vientre con un cuchillo de carnicero y le extrajeron al bebé.

Tal y como detalla ABC internacional, «la joven, embarazada de nueve meses, acudió engañada a una casa el pasado 23 de abril con la promesa de recibir artículos y ropa de bebé gratis». Clarisa Figueroa, de 46 años, y su hija Desiree, de 24, son las principales acusadas de asesinato. El novio de la madre, Piotr Bobak, de 40 años, ha sido acusado de ocultar el crimen.

Según la policía, las presuntas asesinas «envolvieron el cuerpo de Marlen en una manta y lo introdujeron en una bolsa de plástico. A continuación, lo llevaron hasta un cubo de basura en el patio trasero de su casa en Chicago». Tras esta operación, Clarisa Figueroa llamó al 911 y dijo que acababa de dar a luz y que el bebé no respiraba. Los médicos que atendieron a la mujer no encontraron en ella ninguna señal de que acabara de dar a luz y las pruebas de ADN posteriores determinaron que no era la madre.

El motivo del asesinato sigue bajo investigación, aunque la principal hipótesis es que Clarisa quería criar al bebé como si fuese suyo. Los acusados se volverán a sentar ante el tribunal el próximo 3 de junio.

En la publicación de Facebook, en la que aparece el padre abrazando al pequeño por primera vez, una amiga de la familia ha querido transmitir el siguiente mensaje: «Gracias por tus oraciones. ¡Abrió sus ojos! Estamos rezando por un milagro».

El padre del pequeño ha creado una campaña de crowfunding para cubrir los gastos del cuidado del bebé y ya ha recaudado más de 18.000 dólares. «Estoy muy agradecido por la ayuda que me están brindado. De todo corazón les sigo pidiendo su ayuda. Oren por mi hijo Yovanny Jardiel para que se recupere. Esta ayuda que me están dando será para el futuro de mis hijos», ha señalado Yovani.

Comentar

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

Rubén
Hace 25 días

Ufff el mundo se va a la mierda.

Valoración:9menosmas

k3
Hace 27 días

Lamentablemente no hay pena de muerte en Chicago, pero si prisión perpetua sin posibilidad de libertad condicional. Algo es algo.

Valoración:115menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1