Agentes del Cuerpo Nacional de Policía, durante uno de los controles del dispositivo especial. | Alejandro Sepúlveda

6

Ocho detenidos, 35 actas por tenencia de sustancias estupefacientes y 3 actas por tenencia de armas, fue el balance de los dispositivos policiales practicados durante el pasado fin de semana en Palma.

Los agentes realizaron varios controles en diferentes barriadas con el objetivo de erradicar el menudeo de tráfico de sustancias estupefacientes y la vigilancia de las zonas de ocio.

En esta ocasión, las actuaciones estuvieron centradas en la zona del Passeig Marítim, Gomila, Pere Garau y Santa Catalina. En la madrugada del sábado, se procedió al arresto de cinco jóvenes, cuatro de ellos menores de edad, por un robo con violencia cometido a dos chicas en el Passeig Marítim. Los arrestados acorralaron a las dos jóvenes para intimidarles e incluso agredir a una de ellas para que les dieran dinero que llevaban encima, por lo que los agentes que se encontraban en la zona los detuvieron como supuestos autores del delito de robo con violencia e intimidación.

Los agentes detuvieron el domingo a un chico de 19 años por otro robo con violencia e intimidación. A las 5.30 horas el sospechoso abordó a una mujer para sustraerle su bolso, forcejeando con la misma, motivando la actuación policial, en la que el detenido tuvo que ser reducido al querer golpear a varios agentes de policía cuando iba a ser detenido.

Durante los diferentes controles se arrestaron a dos personas más. Uno por amenazas graves y otro por resistencia a agente de la autoridad. Por su parte, la Policía Nacional informó este lunes que en los próximos días incrementará los dispositivos, especialmente los fines de semana en zonas de ocio.