El principal sospechoso por la desaparación de Nuria Ester reconstruye sus últimos movimientos en Sant Antoni

| | Ibiza |

Valorar:

El principal sospechoso por la desaparación de Nuria Ester reconstruyen sus últimos movimientos en Sant Antoni.

21-02-2019
preload
El principal sospechoso de la desaparición de Nuria Ester colaboró en la reconstrucción de sus pasos en S'Arenal

El principal sospechoso de la desaparición de Nuria Ester colaboró en la reconstrucción de sus pasos en S'Arenal

22-02-2019

Más luces que sombras o viceversa. Así fue la prueba de reconstrucción realizada ayer de los últimos movimientos de Nuria Ester Escalante junto al principal sospechoso de su desaparición, según la valoración que realizaron -una vez concluida la prueba- el letrado de la acusación particular impulsada por la familia de la mujer de 52 años desaparecida, y por la abogada que defiende a los cuatro encausados que están en libertad provisional, letrada que abrió el abanico a un sexto implicado.

La secuencia de los hechos se desencadenó ayer en la Avenida Doctor Fleming de Sant Antoni. 08.30 horas de la mañana. Un furgón de traslado de detenidos de la Guardia Civil ampliamente custodiado por efectivos de la Usecico aparcaba en el parquin localizado junto al hotel Arenal, en la bahía de Sant Antoni.

El principal sospechoso y único detenido que permanece encarcelado por la desaparición de Nuria Ester Escalante descendía del vehículo esposado y vigilado por agentes de la policía judicial de la Guardia Civil. En la zona ya se encontraba una comisión judicial encabezada por el titular del juzgado de Instrucción número 4 de Ibiza, Santiago Pinsach, juez que investiga la desaparición violenta de la mujer de 52 años. Ayer se cumplían 113 días sin noticias sobre el paradero de Nuria Ester.

S.W., de 37 años y nacionalidad polaca, lleva 85 días encarcelado bajo la acusación de homicidio doloso. Ayer abandonó el Centro Penitenciario de Ibiza durante un tiempo para colaborar en una prueba de reconstrucción que finalmente se desarrolló tras dos intentos fallidos, el primero en diciembre. Marta Matarredona, la abogada de la defensa de los otros cuatro encausados, destacó que el sospechoso siempre se ha mostrado dispuesto a colaborar. Por su parte, Josep Maria Costa, letrado que ejerce la acusación particular impulsada por la familia de Nuria Ester, advirtió que el sospechoso se mostró «poco participativo» y cayó en «potentes contradicciones».

Media hora de reconstrucción

Asistido por su letrada y acompañado por la comisión judicial, el acusado recorrió la zona del passeig de s’Arenal donde fue captado por las cámaras de seguridad la madrugada del 31 de octubre, la misma zona por la que paseó horas antes junto a Nuria Ester. La reconstrucción y las preguntas que le realizaron al sospechoso tratan sobre esos momentos que el acusado compartió con Nuria Ester la tarde-noche del día 30 de octubre.

Este paseo por s’Arenal junto al hombre de nacionalidad polaca es el último rastro que se tiene de la mujer de 52 años que llegó a la isla a mediados de octubre.

Las imágenes de las cámaras de seguridad dan un salto en el tiempo y muestran hasta una decena de viajes del principal sospechoso empujando un carro de supermercado entre la medianoche y las 05.40 horas del día 31 de octubre, según relató el abogado de la familia de Nuria Ester. Josep Maria Costa hizo hincapié en que hay motivos de peso para pedir la apertura de juicio a pesar de que no se sepa nada sobre el destino último de Nuria Ester Escalante.

El objetivo de la prueba de reconstrucción era hacer luz, resolver incógnitas tales como qué pasó con Nuria Ester o qué trasladaba el principal sospechoso en un carrito de supermercado. Tras la prueba de reconstrucción, la abogada Marta Matarredona añadió una nueva incógnita: «quién es la persona reflejada como individuo 1 en el informe policial, cuyos restos de sangre aparecían en las muestras recogidas en las casas por donde pasaron los otros detenidos, restos de sangre que, según las pruebas de ADN realizadas, tampoco corresponden a la mujer de 52 años desparecida desde el 31 de octubre».

Según Matarredona, «no hay ninguna prueba contundente para acusar a los cinco investigados»: ni al sospechoso que aún permanece en prisión, representado por otra abogada, ni a sus cuatro defendidos, que siguen investigados por un delito de homicidio doloso.

La letrada relató que la investigación continuará si la acusación particular o el juez consideran que se deben realizar nuevas diligencias. En caso contrario, se decidirá el archivo de la causa para todos, alguno o algunos de los acusados, y en su caso, se deberá acudir al juicio oral. En ese sentido, Costa, abogado de la familia de Nuria Ester, advirtió que reclamará la realización de nuevas pruebas y que las pruebas recabadas hasta la fecha ya son argumentos de peso para pedir la apertura de juicio oral.

Todos los movimientos e indicaciones realizadas por el sospechoso fueron registrados en imágenes por un agente de la Guardia Civil que iba provisto de una cámara. El análisis de las declaraciones, expresiones o indicaciones pueden suponer un paso más para esclarecer el paradero de la mujer desaparecida.

114 días sin rastro de Nuria Ester

La noche del 31 de octubre, jornada en la que se pierde el rastro de Nuria Ester, las cámaras de seguridad presentes en esta zona de Sant Antoni captaron a S.W., empujando y realizando varios traslados -cinco de ida y otros tanto de vuelta- con un carrito de supermercado. Los investigadores sospechan que el carrito fue utilizado para trasladar el cuerpo de Nuria Ester.

El titular del juzgado de Instrucción número 4 de Ibiza, Santiago Pinsach, que investiga el caso, denegó la semana pasada la puesta en libertad del considerado principal sospechoso y único de los cinco detenidos a finales de noviembre que todavía permanece en prisión provisional.

Para la prueba de reconstrucción se dispuso de un operativo en el que participaron una veintena de agentes de la Guardia Civil, entre policía judicial y efectivos de la Usecico, agentes que se encargaron de la custodia del detenido y de garantizar un perímetro de seguridad.

Con el principal sospechoso custodiado en el furgón de detenidos, la prueba de reconstrucción se prolongó hasta las 09.25 horas. La comisión judicial rehizo los pasos pero esta vez sin la compañía del principal sospechoso.

Los elementos recabados deberán ser ahora analizados por todos los implicados. Mientras tanto, la Guardia Civil sigue buscando alguna prueba o rastro de Nuria Ester Escalante.

Comentar

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

@afb
Hace un año

Esa mujer, ha desaparecido, su familia no ha vuelto a contactar con ella y ha abandonado todos sus enseres personales. Si fue secuestrada, o se alojó en un sitio u otro, o estaba bailando boleros, no tiene ninguna importancia. NO EXISTE JUSTIFICACION PARA MATAR A NADIE! ELLA ES LA VICTIMA!!!

Valoración:37menosmas

afb
Hace un año

Esta mujer, ¿fue secuestrada o se alojó voluntariamente en esta casa de okupas?

Valoración:-24menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1