Agentes de la Guardia Civil buscan pruebas en el lugar donde hallaron el cadáver de Malone. | Alejandro Sepúlveda

6

Hasta Niza (Francia), la capital de la Costa Azul, huyó el principal sospechoso del crimen de Cala Pi. Es un rumano que ha sido detenido y encarcelado tras apuñalar a un compatriota. Los investigadores de la Policía Judicial de la Guardia Civil lo han identificado como el autor de la muerte de Vasile Malone, de 49 años y nacionalidad rumana. La víctima apareció degollada en una finca.

Un vecino que buscaba setas halló tras un muro el cuerpo del fallecido a finales del pasado octubre. La autopsia desveló que el hombre, que tenía un corte en el cuello de 20 centímetros, se intentó defender de su agresor, pero sufrió una brutal paliza. Tenía fracturas de costillas, en el esternón y en un brazo.

Manole llevaba una camiseta de manga larga, arremangada hasta el ombligo, pantalones oscuros y zapatillas deportivas. No portaba documentación, pero los investigadores del Laboratorio de Criminalística le tomaron las huellas dactilares y descubrieron que se trataba de un rumano, con antecedentes, nacido en 1969.

Noticias relacionadas

Los agentes de la Guardia Civil se entrevistaron con el hombre que halló el cuerpo y con otros residentes en la zona por si habían visto u oído algo sospechoso en los últimos días. El lugar donde fue encontrado es un tramo de la carretera M-6014, en dirección a la M-6015, que conecta Cala Pi con s’Estanyol.