Los agentes se incautaron de cuatro cernícalos de cuatro semanas de edad. | Redacción Sucesos

4
NOTICIA: <-- Especie en peligro de extinción, cernícalos, delito contra la protección de la fauna-->

Un hombre y una mujer han sido condenados por tener cuatro cernícalos de forma ilegal en una finca de la Serra de Tramuntana en 2017. Los dos acusados han aceptado este miércoles una multa de 960 euros cada uno por dos delito contra la protección de la fauna con la agravante de que eran especies en peligro de extinción. El procesado también admitió medio año de cárcel y una multa de 720 euros por un delito de falsedad.

El Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil realizó una inspección en las instalaciones para la cría y tenencia de aves rapaces de la finca, sobre las ocho y media de la mañana del 20 de junio de ese año. Los agentes se incautaron de cuatro cernícalos de cuatro semanas de edad que los acusados habían encontrado en un nido. Se trata de una especie catalogada como de interés especial en el Catálogo Nacional de Especies Amenazadas y en Régimen de Protección Especial en el Catálogo de Especies Amenazadas de Baleares.

La Guardia Civil también intervino a los acusados un azor común en cuya anilla aparecía troquelada una X en lugar de W con origen en Reino Unido, que emitió el documento. El ave se exportó supuestamente en el año 2013 y es un ejemplar de máxima protección, lo que no coincide con la documentación que aportó el acusado. La Fiscalía recoge en su escrito que el animal también fue «expoliado» de modo irregular del medio natural.

El abogado defensor solicitó la suspensión de la pena de cárcel del hombre, que carece de antecedentes penales, y la fiscal no se opuso.