La ex policía local y actual número dos de la formación política de Podem Palma está «cansada» de recibir ataques y denuncias. | ARCHIVO

60

«Iba de patrulla nocturna con la moto. Una prostituta salió corriendo. Fui tras ella. Se arrodilló, puso dinero en el suelo y levantó los brazos. Me quité el casco y vio que era una mujer. Respiró aliviada. Supe que huía de alguno de los nuestros». Se trata de un mensaje publicado en Twitter por Sonia Vivas, exjefa de la Unidad de Delitos de Odio de la Policía Local de Palma y actual número dos de la formación política Podemos en Palma. Vivas fue la agente que denunció a sus compañeros por homofobia dada su pertenencia al colectivo LGTBI.

Con más de 7.000 retweets y 22.2000 ‘Me gusta’, no dejó indiferente a nadie y mucho menos a sus excompañeros. Por ese motivo, el Sindicato Profesional de Policías Municipales de España (SPPME) presentó este lunes un escrito denunciando estos hechos en la comisaría de San Fernando en la que exigen a la jefatura que investige las acusaciones sobre el colectivo policial, «dando a entender que de forma habitual algún o algunos miembros de la Unidad Nocturna de esta Policía Local de Palma se dedicaban a acosar a prostitutas».

El sindicato explica que «hemos tenido conocimiento a través de la red social Twitter de unos hechos delictivos denunciados por una excomponente de este cuerpo policial. Sonia Vivas da a entender que de forma habitual algún o algunos miembros de la policía acosan a prostitutas. Se desconoce si se procedió a confeccionar informe al respeto o bien si informó de lo ocurrido a sus superiores.

En vista de la gravedad del hecho denunciado, este sindicato solicita a la jefatura que inicie diligencias en aras de averiguar la veracidad de los hechos denunciados», concluye.

La protagonista de los tuits, Sonia Vivas, nada más tener constancia de la denuncia, apuntó: «Hay algunos policías que siguen empeñados en taparme la boca y en hacerme sentir miedo a decir o escribir. Llevan intentando amordazarme desde que empecé a escribir artículos de opinión hace ya más de un año. A ver si entienden que la policía no es intocable sino que es un servicio público. Gracias a todos ellos lo que están consiguiendo es que tenga sobre la mesa una importante oferta editorial para escribir un libro. Sospecho que será un best seller al paso que va. Les pido que dejen de hacer artimañas políticas solicitando mi cabeza a una Jefatura para la que ya no trabajo y que vayan al juzgado. Eso, o que dejen de molestar. El corsé que quieren ponerme es mi motor para seguir ejerciendo mi derecho a la libertad de expresión», sostiene Vivas.

De momento, la jefatura policial no se ha pronunciado.