6

Los planes del rescate del pequeño Julen se han visto alterados esta madrugada de jueves. Cuando se cumplen cuatro días de la caída del niño de dos años a un pozo de una finca de Totalán, en Málaga, la inestabilidad del terreno ha obligado a modificar la hoja de ruta y, tras trabajar intensamente en el pozo horizontal, la prioridad ahora es el vertical, paralelo al que cayó el niño.

Un vídeo, publicado por Diario Sur, muestra cómo una cámara de los equipos de rescate, entre los que se encuentra la empresa sueca que rescató a los mineros de atrapados en Chile en 2010, recorre hasta 73 metros del pozo donde cayó Julen, hasta que se encuentra con un tapón de arena.

Los trabajos para rescatar el niño continúan este jueves cuando está a punto de cumplirse el cuarto día desde que cayó al pozo cuando pasaba un día de campo con familiares y amigos. Sus seres queridos no han perdido la esperanza y los vecinos de Totalán se han solidarizado con los padres, José y Vicky, y les han mostrado su apoyo con una marcha hasta la finca privada, donde Julen y su familia celebraban una comida este domingo cuando se produjo el terrible suceso.

El objetivo es llegar a unos 80 metros de profundidad, donde se cree que se encuentra Julen, de quien se halló un pelo entre el material sólido extraído estos días del pozo.

Este miércoles el padre de Julen comparecía ante los medios de comunicación para agradecer el trabajo que se está realizando para encontrar al niño. José aseguró que Oliver, fallecido en 2017, a la edad de tres años por una muerte súbita, «nos va a ayudar».

Noticias relacionadas

El dispositivo de rescate está integrado por un centenar de personas y en él colaboran empresas privadas, y la Brigada de Salvamento Minero de Hunosa.