Pequeñas muestras de la droga incautada por la policía autonómica catalana. | Mossos d'Esquadra

1

Los Mossos d'Esquadra han desmantelado un almacén de droga en el que han encontrado 48.000 dosis de éxtasis y LSD en el distrito de Ciutat Vella de Barcelona.

En un comunicado este domingo, la policía catalana ha informado de que el miércoles detuvieron a un hombre de 31 años por presunto tráfico de drogas, dos delitos de agresión sexual y de falsificación documental, lesiones y amenazas.

Los agentes recibieron el miércoles a las 12.20 horas un aviso de que en un domicilio de la calle Balboa del barrio de la Barceloneta había una mujer que estaba pidiendo auxilio desde un balcón.

Una dotación de seguridad ciudadana se desplazó al lugar de los hechos, donde detuvieron e identificaron a un hombre que huía corriendo por las escaleras del inmueble.

La patrulla accedió al domicilio para hablar con la víctima, que afirmó que el hombre había requerido a domicilio sus servicios de prostitución, y que la había agredido y amenazado tras discutir por el pago.

En el interior del domicilio del agresor los policías localizaron una plantación de marihuana con varios utensilios para su cultivo como ventiladores, lámparas halógenas, tubos de respiración y humidificadores, así como varias bandejas llenas de cogollos.

Ante estos hechos, el mismo día los agentes realizaron la entrada y registro del resto del piso, donde localizaron 40.000 dosis de LSD, 800 pastillas de éxtasis, 2,5 kilos de marihuana y 340 euros en efectivo.

En el registro también encontraron varios utensilios para realizar falsificaciones de documentos oficiales, 15 tampones y matrices de tampones de visas españolas y de varios países europeos.

Los investigadores también determinaron que días antes el detenido habría agredido sexualmente a otras dos mujeres a las que había solicitado servicios sexuales a domicilio.

El detenido pasó el viernes a disposición judicial, cuando el juez decretó el ingreso en prisión, y la investigación continúa abierta, por lo que no se descartan más detenciones.