Uno de los registros llevados a cabo en Barcelona por efectivos llegados desde la Isla. | A.S.

1

Casi pleno al quince. De ese número de detenidos en la gran operación antidroga llevada a cabo por la Guardia Civil de Mallorca en Barcelona y Valladolid, contra una banda que inundaba de cocaína la Isla, trece han ingresado en prisión tras declarar ante el juez.

La última fase de la ‘operación Titanum’, ha supuesto un notable éxito para el ECO (Equipo contra el Crimen Organizado) y la Policía Judicial de Algaida. 18 agentes de Mallorca se han desplazado a la Península para desmantelar la organización, que normalmente introducía la ‘coca’ en el puerto de Palma oculta en vehículos.

Químicos

Los once registros domiciliarios de Barcelona se llevaron a cabo en Barcelona, Gavá, Hospitalet, Mollet y Sant Boi, y el de Valladolid en Santa Eufemia del Arroyo. En las viviendas se hallaron dos laboratorios de cocaína y fueron arrestados los dos químicos colombianos que realizaban la mezcla y el corte. La Benemérita se ha incautado de seis kilos de cocaína de gran pureza (en polvo y en roca), 300 kilos de sustancia de corte (para adulterar), speed, MDMA y útiles de prensado y pesaje de las sustancias. Los agentes de Mallorca, que en todo momento estuvieron apoyados por grupos especiales (GRS) de Barcelona y León, también localizaron ocho armas cortas (cinco revólveres y tres pistolas).

Un dato curioso es que la banda tenía en su poder un uniforme completo de policía, con el que realizaban «vuelcos» (robos) a las bandas rivales. Además, durante los registros se han descubierto importantes cantidades de dinero, que suman 110.000 euros en efectivo. La mayoría de la banda ya se encuentra en prisión.