Los bomberos sofocaron las llamas del Citroën C2 en Peguera. | Michel's

0

Un Citroën C2 plateado se incendió la pasada noche del jueves tras arder el depósito de combustible. El vehículo empezó a arder alrededor de las once y veinte. El conductor del coche terminaba de repostar en la gasolinera de Peguera y al cabo de pocos metros se prendió fuego.

El hombre, de 55 años de edad, consiguió salir ileso del vehículo y aparcó en el arcén derecho de la calzada para no poner en riesgo a la circulación. Avisó de inmediato a los servicios de emergencia.

La Policía Local de Calvià y los bomberos se desplazaron enseguida hasta el lugar del incidente, en la carretera junto a la rotonda hacia Es Capdellà. Los agentes de policía cortaron el tráfico y desviaron los coches para poder actuar con mayor celeridad y seguridad.

Los efectivos de los bomberos sofocaron al cabo de poco tiempo las llamas del Citroën C2, que quedó totalmente calcinado. Una grúa retiró más tarde el vehículo de la carretera.