Richard Budi, ingresado en Son Espases. | GO FUND ME

45

Richard Budi viajó hace unos días a Mallorca para celebrar su 26 cumpleaños con su novia, Simona Malarova. «Todo iba bien, estábamos pasando los mejores momentos de nuestras vidas hasta que tuvimos la peor pesadilla», cuenta la chica en la plataforma para recaudar fondos Go Fund Me.

El turista, la pasada medianoche del jueves, se lanzó ebrio, de cabeza, a la parte más baja de la piscina de su hotel en Magaluf. Sufrió una lesión medular que le podría dejar tetrapléjico.

El joven fue trasladado al hospital Son Espases, donde quedó ingresado en la UCI. Sin seguro de viaje ni tarjeta sanitaria europea. Simona Malarova pide ahora 30.000 libras (33.626 euros) para trasladar a Budi a un hospital del Reino Unido. Es el precio del transporte.

«Richard puede mover la cabeza y los hombros, pero no siente nada de pecho para abajo», explica su pareja, que pide ayuda urgente en Internet.

Hasta este lunes por la noche, la joven solo había conseguido 5.103 libras a través de la plataforma de crowdfunding.