El espeleobuceador Xisco Gràcia. | A. Sepúlveda

6

Los espeleobuceadores mallorquines siguen con interés el rescate en la cueva de Tham Luang. Guillem Mulet, presidente de la Federación Balear de Espeleología, indicó este viernes: «Por las noticias que tenemos estamos ante un rescate muy complicado porque la zona está llena de pasos estrechos, con agua sucia y no se ve nada. Además están en temporada de lluvias y no se sabe el tiempo que habrá. Mi opinión es que intentarán rescatarlos buceando, pero no es fácil porque si entran en pánico morirán solos. Hay que tener en cuenta que para salir de la cueva necesitarán varias horas, es una situación muy delicada».

Noticias relacionadas

Por su parte, Xisco Gràcia, que estuvo casi tres días atrapado en la Cova de sa Piqueta (Manacor), en abril de 2017, también destacó la dificultad del rescate. «He mirado la topografía de la cueva y hay una serie de zonas que son muy estrechas por las que apenas puede pasar una persona. Estas restricciones dificultan el rescate, si pasara una camilla podría ser más fácil, pero no es así. También hay que tener en cuenta que no rescatamos a un profesional que ha quedado atrapado, sino a niños que no saben nadar y hay que enseñarles», manifestó. «Sacarlos de la cueva buceando o por un agujero en la montaña con un helicóptero, como se está barajando, es una responsabilidad muy grande, porque también puede haber desprendimientos y un muerto tras otro».