Mishka, un adorable cachorro de perro, fue rescatado después de pasar tres meses viviendo bajo tierra en Novosibirsk (Rusia). | Youtube: RT en Español

3

Mishka, un cachorro de perro que había quedado atrapado en una alcantarilla, ha sido rescatado tras tres meses viviendo bajo tierra en Novosibirsk (Rusia). El perro cayó de forma accidental por una boca del alcantarillado.

Diversoso vecinos le estuvieron bajando comida y agua por una de las entradas del túnel, pero han hecho falta tres meses para encontrar a unos valientes dispuestos a internarse en los túneles y rescatar al can.

El cachorro, que estaba aterrorizado, no se dejó atrapar fácilmente. Finalmente, tras dos horas de arduo trabajo, los voluntarios consiguieron atrapar al cachorro y llevarlo de vuelta a la superficie.

El cachorro se encuentra actualmente en un refugio, está sano y busca un nuevo hogar.