Estas cadenas aún están pendientes de ser devueltas a sus legítimos propietarios. | Policía Nacional

5

Agentes de la Policía Nacional han detenido a tres jóvenes españoles, uno de ellos menor de edad y los otros dos de 20 años, por su participación en hasta 13 robos con violencia, estando otro más, fugado y pendiente de su detención.

La investigación se inició en el mes de marzo cuando se registró en las oficinas de denuncias de las Comisarías de Policía Nacional de Palma un importante aumento en los robos con violencia efectuados todos ellos mediante el tirón de cadenas de oro. Los delincuentes elegían a mujeres de media o avanzada edad del centro de la ciudad.

Todas ellas relataban en sus denuncias que, mientras caminaban solas por la calle, eran abordadas por uno o dos chicos que sorpresivamente les arrebataban los objetos de valor para salir corriendo. A muchas las empujaron y las tiraron al suelo, por lo que un gran número de las victimas resultaron con lesiones, algunas de cierta gravedad.

Ante esta situación los investigadores iniciaron una serie de gestiones que posteriormente posibilitaron la identificación, localización y finalmente detención de tres de los autores tras un amplio dispositivo por la zona de actuación, e identificando a otro responsable que actualmente se encuentra en paradero desconocido.

De este modo se han podido recuperar una gran cantidad de joyas sustraídas, las cuales tras ser mostradas a las denunciantes fueron reconocidas y entregadas, y hasta el momento cuatro cadenas de oro no han podido ser devueltas a sus legítimos propietarios. Las mismas se encuentran en dependencias policiales del grupo de Investigación de la Comisaría Centro para su entrega.

Asimismo, la Policía informa de que los detenidos cuentan con antecedentes previos por hechos de similar naturaleza, habiendo sido el cabecilla de ellos detenido recientemente. Las diligencias tramitadas fueron remitidas al Juzgado de Instrucción de Guardia, que decretó el pasado viernes el ingreso en prisión del cabecilla.