El bebé se encontraba ingresado en Son Espases. | Pere Bota

7

Un bebé falleció este jueves en el hospital de Son Espases a causa del fuerte golpe que recibió al caerse de un balcón en Palma. El pequeño, de apenas 17 meses de edad, llegó al hospital de referencia después de ser trasladado desde Son Llàtzer, pero las lesiones que sufrió resultaron irreversibles y los médicos no pudieron hacer nada por salvarle la vida.

El bebé ingresó en la madrugada del lunes al martes a causa del fatal accidente, que se produjo cuando siguió a su madre cuando iba a tender la ropa. El pequeño se habría precipitado por el pequeño balcón y a pesar de que el lugar no estaba a gran altura la caída resultó trágica.

La forma en la que recibió el golpe precipitó la desgracia. Al lugar de los hechos se trasladaron los servicios de emergencia. Efectivos del 061 se encargaron de atender en primera instancia al bebé, que fue rápidamente trasladado al hospital de Son Llàtzer.

La gravedad de las heridas sufridas provocó que los médicos optaran por trasladar al pequeño a Son Espases, donde quedó ingresado en la Unidad de Cuidados Intensivos para extremar la atención.

La situación del bebé fue empeorando con el paso de las horas hasta que habría quedado en estado de muerte cerebral en el hospital. El fatal desenlace terminó por confirmarse durante el miércoles.

Un accidente desgraciado que provocó una conmoción devastadora en la familia del pequeño tras un accidente muy desgraciado que también ha causado un gran impacto entre conocidos y vecinos.