La policía ha tenido que intervenir para evitar la agresión, que, según informa el sindicato Fs-Tes, se ha producido porque al vecino «le molestaba el pitido que hace la ambulancia al efectuar marca atrás». | SAMU 061

13

Lloseta, sábado sobre las 08:00 horas. Una ambulancia cumple con su ruta para recoger pacientes para que reciban su tratamiento. Sin embargo, este sábado un vecino ha truncado la rutina al intentar agredir a una técnico del transporte sanitario.

La policía ha tenido que intervenir para evitar la agresión, que, según informa el sindicato Fs-Tes, se ha producido porque al vecino «le molestaba el pitido que hace la ambulancia al efectuar marca atrás».

Desde Fs-Tes han querido «hacer constar nuestra repulsa ante los intentos de agresiones y agresiones contra el colectivo del transporte sanitario y nuestro compromiso en la lucha contra esta lacra que, desgraciadamente, sigue afectando a muchos profesionales sanitarios». En ese sentido, Fs-Tes condena el intento de agresión y califica los sucesos como «intolerables».