Los vecinos increparon a las prostitutas diciéndoles que no son bienvenidas en la zona. | Guillermo Esteban

50

Empresarios, trabajadores de bares y residentes de Magaluf salieron la madrugada del pasado viernes a la calle para erradicar la prostitución y la venta ambulante. «You aren’t welcome!» (¡No sois bienvenidas!), gritan unos jóvenes, en inglés, mientras graban con sus móviles y persiguen a supuestas prostitutas nigerianas caminando por Punta Ballena.

La movilización arrancó sobre las cuatro y media en un local de comida rápida. Los asistentes recorrieron las calles principales del ocio nocturno. Persiguieron y grabaron con sus móviles a las prostitutas para expulsarlas del lugar. Les gritaban que no eran bienvenidas y que no las querían. Las mujeres, cerca de una treintena, los esquivaban y huían a la carrera.

Los empresarios y trabajadores explicaron que su presencia, así como la de los vendedores ambulantes que también ofrecen droga, daña la imagen de Magaluf. La protesta fue supervisada en todo momento por agentes de la Guardia Civil, que no tuvieron que intervenir durante la hora y media que duró.

Los asistentes comentaron que el sexo es tan solo el pretexto para robar a los turistas. Les ofrecen mantener relaciones para después tratar de sustraerles la cartera o el teléfono móvil. Compatriotas de los manifestantes que estaban de fiesta en el núcleo turístico aplaudieron esta propuesta que podría repetirse más noches a lo largo de de verano.