Con las primeras pesquisas se averiguó que varios ciudadanos extranjeros pagaban a individuos de diferentes nacionalidades para que, con su propio DNI o con un documento falsificado, realizasen la prueba en su nombre. | Alejandro Sepúlveda

La Policía Nacional ha detenido a seis personas en Mallorca por falsedad documental y usurpación de identidad en la realización de exámenes para obtener el diploma de español como lengua extranjera nivel A2 (DELE A2), haciéndose pasar por otras personas.

Los seis arrestos se enmarcan en una operación de ámbito nacional que ha dejado un total de 47 detenciones, pertenecientes todas ellas a un entramado facilitaba la obtención del certificado correspondiente para dicho trámite, previo pago de cantidades de entre 1.000 y 2.000 euros, a extranjeros residentes legales en España, no hispanohablantes y que no tenían los niveles de conocimientos exigidos para obtener la nacionalidad española.

La investigación comenzó en la ciudad de Valencia donde se tuvo conocimiento de la existencia de una organización dedicada a la falsificación de documentos de identidad con la finalidad de obtener el DELE A2 para terceros.

Con las primeras pesquisas se averiguó que varios ciudadanos extranjeros, sin el nivel de conocimientos requerido para pasar el citado examen, pagaban a individuos de diferentes nacionalidades para que, con su propio DNI o con un documento falsificado, realizasen la prueba en su nombre.

La cantidad abonada oscilaba dependiendo de si el aspirante pretendía que le sustituyeran solo en el examen de conocimiento del idioma o también en el examen de conocimiento general y cultural, así como en relación a la nacionalidad del aspirante y la dificultad atribuida a la misma para aprender el idioma español.

Con esta información se realizó un dispositivo en Valencia en aquellas sedes de exámenes donde estaban convocados los aspirantes. Tras el estudio y comprobación de los documentos identificativos se procedió a la detención de 14 personas por delitos de falsedad documental y usurpación de estado civil. Gracias a posteriores indagaciones y ante la posibilidad de que estas actividades delictivas se estuvieran produciendo por todo el territorio, se coordinó a nivel nacional un dispositivo simultáneo en las distintas provincias españolas.

Este nuevo dispositivo culminó con la detención de 47 personas de distintas nacionalidades en Barcelona (17), Valencia (16), Mallorca (6), en la localidad oscense de Jaca (2), en Ávila (2), Guadalajara (2), una en Soria y una más en Cuenca.