En su escrito, la Fiscalía solicitaba un año más de prisión para la ahora condenada. | Guillermo Esteban

5

Una mujer ha aceptado este lunes 2 años de prisión y 23.060 euros de indemnización por arrancarle a otra parte de un dedo de forma traumática durante una pelea en 2016 en el Paseo Marítimo de Palma. La víctima, también condenada, se ha conformado con una multa de 6 meses a razón de 3 euros diarios.

Además, la sección segunda de la Audiencia ha dictaminado que la condena de los dos años de cárcel se suspenda con la condición de que la condenada se comprometa a pagar 400 € mensuales en un plazo de 5 años.

En su escrito, la Fiscalía solicitaba un año más de prisión para la ahora condenada.

Los hechos que se han juzgado ocurrieron en la madrugada del 5 de marzo de 2016 en un café concierto de la avenida Gabriel Roca de Palma, al desencadenarse una trifulca entre ambas mujeres con lesiones de distinto grado.