2

Un hombre ha muerto en el Reino Unido después de que su cabeza quedara atrapada bajo el reposapiés de una butaca de cine, tal y como publica Metro.

El hombre trataba de recuperar un teléfono móvil de entre los asientos cuando quedó atrapado. El estrés generado le causó un infarto que tras días de hospitalización no fue capaz de superar.

Los encargados de este caso creen que el hombre entró en estado de pánico, y cuando llegaron las asistencias había sufrido un paro cardíaco.