7

Los Mossos d'Esquadra han detenido a un conductor que provocó un accidente mortal al colisionar frontalmente con un vehículo cuando circulaba borracho y en dirección contraria.

Según ha informado este lunes la policía catalana, los hechos sucedieron este domingo, 4 de marzo, sobre las siete de la mañana, cuando diversos testigos alertaron de que un vehículo circulaba en sentido contrario por la carretera C-17 en su paso por el municipio de Orís (Barcelona).

Al recibir el aviso, los Mossos desplegaron un dispositivo con el objetivo de localizar y parar al conductor y, poco después, pudieron encontrarlo, aunque este hizo caso omiso a las indicaciones de los agentes y continuó circulando por el carril equivocado a gran velocidad.

El conductor en cuestión continuó con la infracción durante unos kilómetros, ignorando las indicaciones de otra dotación policial con la que se cruzó.

Fue a la altura del punto kilométrico 64,8 de la C-17, a su paso por el municipio de Gurb (Barcelona), cuando el vehículo colisionó frontalmente con un coche que circulaba en el sentido correcto.

Como consecuencia del accidente, una chica menor de edad falleció y otras tres personas resultaron heridas de diversa consideración.

El causante del accidente fue ingresado en el hospital y dio positivo en la prueba de alcoholemia con una tasa de 0,62 mg/l (miligramos por litro de aire espirado), más del doble permitido.

El detenido, acusado de los delitos de homicidio, lesiones por imprudencia grave, conducción temeraria y bajo los efectos del alcohol, se encuentra a la espera de pasar a disposición judicial ante el juzgado de guardia de Vic (Barcelona).