El perro fue trasladado a Son Reus, después de pasar por la consulta de un veterinario. | Laura Joya

21

El indigente detenido este jueves en Palma por golpear a su perro con una barra de hierro «tenía al can sometido a palizas», según cuentan otros hombres que conviven con él en un antiguo molino abandonado de la zona del Jonquet. La última fue presenciada este miércoles por varias personas en plena calle, que a gritos le pedían que dejara al animal.

Gracias a la ayuda ciudadana, el perro, que se encontraba malherido, fue liberado. Laura Joya y Conchi Fortes, que viven por la zona, lo recogieron y lo llevaron a un veterinario porque tenía una pata fracturada de los golpes a los que le sometió el agresor. El perro fue trasladado a Son Reus y cuentan estas vecinas, que fueron a visitarle, que «está bien y se puso al vernos muy contento».

Noticias relacionadas

El agresor, de 59 años, fue detenido por la Policía Nacional y este jueves, tras pasar a disposición judicial, quedó en libertad. En la imagen inferior, tras abandonar los juzgados.