3

La Policía Local de Murcia llevó a cabo este martes una curiosa intervención. En la Plaza Castilla de la capital de la Región los agentes localizaron a un coche que circulaba con un evidente exceso de carga que conllevaba una gran inestabilidad al vehículo.

Tras estimar que la carga comprometía la seguridad vial, poniendo en riesgo a los ocupantes del coche así como al resto de usuarios de la vía, procedieron a darle el alto y a inmovilizarlo.

La sorpresa mayúscula vino cuando los policías revisaron el interior del coche y junto a los numerosos enseres encontraron a una niña pequeña. Pese a lo aparatoso de la imagen, la niña se hallaba en buen estado.