Un muerto y un herido grave en un choque frontal en Sant Llorenç.

4

Un joven conductor de 30 años fallecido y otro hombre herido grave. Es el resultado de un choque frontal entre dos vehículos ocurrido ayer por la tarde en la carretera que une Sant Llorenç y Sant Carles.

Según informaron fuentes del servicio de emergencias, el conductor fallecido, un joven de 30 años de Barcelona, murió en el acto debido a la violencia del impacto.

El otro conductor implicado, de 76 años y natural de la isla, circulaba en un todoterreno y fue evacuado por una ambulancia del 061 a la Policlínica Nuestra Señora del Rosario. Su estado era menos grave

Según informaron fuentes de la Guardia Civil, el accidente ocurrió en torno a las 18.30 horas en un punto situado a un kilómetro de la incorporación de Ca Na Pepeta a la carretera que atraviesa el valle de Morna.

Hasta el lugar del siniestro se movilizaron varias patrullas de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, ambulancias del servicio 061 y una dotación de bomberos, que fueron los encargados de excarcelar el cuerpo del joven fallecido, que quedó atrapado entre el amasijo de la cabina del turismo que conducía, que quedó muy dañado tras el fuerte impacto fronto-lateral contra el todoterreno que conducía el otro implicado.

La ambulancia UVI móvil del 061 trasladó de urgencia al conductor herido.

Agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil se han hecho cargo de la investigación de este nuevo accidente mortal en una carretera estrecha, sin iluminación y con infinidad de incorporaciones en sus laterales, un aspecto que pudo influir en el siniestro.

Hasta el escenario del accidente también se trasladó una grúa para retirar el vehículo que había quedado siniestro total. La carretera quedó temporalmente cortada por la presencia de los vehículos y los efectivos actuantes en la zona.

Veinte muertos

Con la muerte de este conductor ya son 20 las víctimas mortales que se ha cobrado la carretera en este 2017.

El anterior accidente mortal se remonta al 26 de noviembre. Un vecino de Cala Llonga perdía la vida tras salirse de la carretera con su coche y acabar volcado junto a la rotonda de acceso a Siesta.

Días antes, el 2 de noviembre, un joven de 24 años vecino de Sant Carles fallecía tras chocar contra un turismo que se incorporó a la carretera de Sant Carles desde la ferretería Sa Rota.

Los motoristas son los grandes damnificados en un año en el que el número de muertos se ha disparado a cifras que hacía más de diez años que no se registraban. De hecho, las 20 muertes son trece más que todas las registradas en 2016.

El grueso de las muertes, 18, se han registrado en carreteras de Ibiza y las dos restantes en Formentera.