Sonia Vivas, la máxima responsable policial de la Unidad de Delitos de Odio de la Policía Local de Palma, ha denunciado públicamente al Ayuntamiento de Palma (Departamento de Nóminas) por un supuesto caso de «homofobia institucional». | Julio Bastida

45

Sonia Vivas, la máxima responsable policial de la Unidad de Delitos de Odio de la Policía Local de Palma, ha denunciado públicamente al Ayuntamiento de Palma (Departamento de Nóminas) por un supuesto caso de «homofobia institucional».

A primera hora de este miércoles, Vivas ha desplegado una pancarta frente a la fachada de Cort donde podía leerse: «¿Homofobia institucional? La víctima sufre doble por los derechos LGTBI».

En declaraciones a Última Hora, Sonia Vivas ha explicado: «Hay compañeros imputados por corrupción en la Policía Local de Palma que el departamento de nóminas les mantienen sus sueldos íntegros con todos sus complementos. En mi caso, que soy una víctima, me veo en la obligación de abandonar la Unidad Nocturna donde estuve destinada 13 años. La situación allí era insostenible desde que interpuse varias denuncias y me convertí en testigo de la causa de corrupción. Me asignan un nuevo destino y me dejan con el sueldo base. Yo no puedo vivir así. No es normal que las víctimas seamos maltratadas de esta manera», señala Vivas.

Noticias relacionadas

La responsable de la Unidad de Delitos de Odio acusa directamente de esta situación al Departamento de Nóminas de Cort. «Llevo un año sufriendo una doble victimización. Desde la Policía Local de Palma se ha hecho todo lo posible para regularizar esta situación. Quiero agradecer a mi regidora Angélica Pastor su tesón y a los compañeros que remitieron un informe solicitando que se solucionara, pero parece ser que los técnicos de este departamento no lo ven claro. Pero sí que han visto claro mantener las nóminas y complementos a algunos compañeros imputados. Que se enteren que yo soy una víctima», concluye.

El próximo paso de la agente será encadenarse en el Ayuntamiento de Palma hasta que el alcalde, el econacionalista Antoni Noguera, interceda y le de una solución. Resulta paradójico que la máxima responsable policial de la Unidad de Delitos de Odio denuncie a Cort por «homofobia institucional».

Vivas es la agente que denunció en el juzgado de Instrucción número 12 y ante la Fiscalía Anticorrupción haber sido víctima de un acoso homófobo por su condición de lesbiana. Por ese motivo, hace unos meses interpuso un escrito donde ponía en conocimiento de los máximos responsables de Cort las maniobras de un representante sindical para conseguir que le retiraran todos los complementos económicos de su nómina.