El material incautado. | Policía Nacional

1

Cuatro personas que actuaban en grupo han sido detenidas en Palma por una cadena de robos con fuerza en un comercio de venta mayorista del que sustrajeron productos de electrónica, relojes y perfumes, ha indicado este jueves la Jefatura Superior de Policía Nacional

La investigación y desmantelamiento de este grupo organizado ha corrido a cargo de agentes de la Policía Judicial de la Comisaría de Distrito Playa de Palma, quienes además han recuperado efectos por valor de 16.000 euros.

El grupo era encabezado por un empleado del sector comercial que conocía los controles del almacén y sus auditorías.

La Policía Nacional ha explicado la Policía Nacional ha explicado que el cabecilla había sustraído una copia de las llaves de los almacenes, obtenía información de la disponibilidad de los objetos más valiosos y conocía el horario laboral.

Todo ello era valorado a la hora de planear y perpetrar los robos junto a dos cómplices de la banda en ausencia de los empleados. La lectura de la tarjeta del control de accesos llevó a los agentes a sospechar de este hombre, dado que en ocasiones doblaba el turno de trabajo, sin corresponderle trabajar.

Tras el robo, el grupo entregaba el botín a un cuarto cómplice, que era el encargado de ocultarlo y repartirlo entre otros colaboradores de la banda que luego vender los efectos robados en el mercado negro, donde por ser de marcas conocidas, eran rápidamente adquiridos.

De este modo intentaban evitar que se detectará una conexión directa entre los autores materiales de los robos y los vendedores de cada botín, como medida de seguridad para eludir que fueran descubiertos en caso de que se identificara algún producto robado.

Además de estas detenciones, los agentes investigan a otras cuatro personas por su presunta relación con el grupo y la venta de los objetos robados.