Los detenidos, ayer por la tarde al ser presentados en el juzgado de guardia de Palma. | Michel's

36

La banda detenida por la Guardia Civil en Punta Ballena, además de dedicarse al trapicheo de drogas, también daba palizas a turistas para robarles. Aparte de cocaína y cristal, los agentes han intervenido móviles y numerosos efectos procedentes de robos a turistas. Si las víctimas se resistían, los delincuentes las apaleaban para arrebatarles los efectos de valor que portaban.

La Guardia Civil, con la colaboración de la Policía Local de Calvià, lanzó la operación en la madrugada del jueves al viernes. Fueron detenidos seis individuos, de nacionalidades rumana y senegalesa, y se registraron cinco clubes de alterne de la polémica calle Punta Ballena.

Noticias relacionadas

Escondites
Los arrestados escondían la droga que ofrecían a los turistas y los efectos que les robaban en falsos techos, cornisas y tejados y los agentes investigan si algunos trabajadores de los clubes de alterne inspeccionados les daban cobertura.

Durante el viernes y el sábado por la mañana fueron detenidos otros dos individuos y se realizaron varios registros, en los que se intervinieron dinero y numerosos efectos robados a turistas de Magaluf. La investigación ha sido llevada a cabo por el Grupo de Investigación de la Guardia Civil de Calvià. Finalmente tres sospechosos fueron puestos en libertad y cinco pasaron a disposición del juzgado de guardia de Palma ayer por la tarde. Tras prestar declaración todos ellos quedaron en libertad con cargos.
Los investigadores han esclarecido varios robos, entre ellos el de dos turistas apaleados en Punta Ballena el pasado mes de junio, y tratan de averiguar la procedencia y destino de todo el género robado recuperado en los registros.