El arresto fue practicado por agentes de la UFAM de la Policía Nacional. . | Alejandro Sepúlveda

38

Agentes de la UFAM (Unidad de la Familia y Menor) del Cuerpo Nacional de Policía procedieron el pasado lunes a la detención de una adolescente de tan sólo 16 años acusada de agredir a su madre, con extrema violencia, en una céntrica calle de Palma.

Los hechos sucedieron sobre las 12.30 horas en la calle Pons i Gallarza de Palma. Según el relato de varios testigos presenciales, en un momento dado, la menor accedió al interior de una cafetería, donde se encontraba su progenitora, y sin mediar palabra comenzó a golpearla. La mujer trató de defenderse y ambas se enzarzaron en una pelea.

Unos minutos más tarde, ya en plena calle, la adolescente cogió un palo de madera y fue durante todo el camino hasta su domicilio golpeando a la madre. Cuando ambas llegaron al domicilio familiar, según el testimonio de su abuelo, su nieta cogió nuevamente el palo y golpeó a su progenitora. Cuando la chica se dio cuenta de que los vecinos habían llamado a la Policía Nacional, se encerró en el baño. A la llegada de los efectivos policiales, la menor fue detenida y puesta a disposición de la Fiscalía de Menores. Una vez en dependencias policiales, la chica trató de autolesionarse, teniendo que ser asistida por la facultativa de la Jefatura Superior de Policía.

El fiscal de guardia ordenó su ingreso en un centro de menores. Se trata de una adolescente muy conflictiva que ya cuenta con un amplio historial delictivo por delitos de lesiones a menores. De hecho, formaba parte de una banda dedicada a robar y agredir a menores por el centro de Palma.