Los funcionarios apuntan que la cárcel de Palma no está preparada para estos reclusos. | Redacción Digital

12

El centro penitenciario de Palma es un polvorín. Funcionarios de la cárcel han denunciado públicamente el aumento exponencial de agresiones por parte de los reclusos en los últimos años ante la pasividad de los responsables de la institución carcelaria.

Noticias relacionadas

«En los dos últimos años el aumento de las agresiones a funcionarios ha sido considerable. Nosotros lo achacamos a un motivo muy claro y concreto. Se trata de la llegada masiva de presos de primer grado a nuestro centro. Hay que recordar que los reclusos de primer grado son lo peor del sistema penitenciario español. Son Internos sin ningún tipo de vinculación con Mallorca y que, sinceramente, no sabemos que pintan aquí», apuntan David Rodríguez y Paco Zamorano, portavoces sindicales de UGT en la cárcel de Palma.

«Hemos llegado a tener 20 presos de primer grado. Es decir, de los considerados extremadamente peligrosos y que han provocado muchos altercados graves con funcionarios. En estos momentos debemos tener entre 12 y 14 porque a estos internos -debido a su peligrosidad- se les cambia mucho. Nuestra cárcel no está preparada para custodiar a este tipo de reclusos», añaden.

David Rodríguez y Paco Zamorano, portavoces sindicales de UGT en la cárcel de Palma