La regidora Angélica Pastor junto a Martí Capó, el director de Área. | A. Sepúlveda

30

Nuevo revés en el cuartel de San Fernando. El director de Área de la Policía Local de Palma, Martí Capó, ha dimitido de su cargo «por motivos personales». Capó ha sido durante dos años la mano derecha de la regidora Angélica Pastor.

La dimisión del funcionario se oficializó el martes y fuentes policiales informaron que Pastor ha acogido «con mucho pesar» la marcha de su hombre de confianza.

El director de Área, que tomó posesión de su cargo hace casi dos años, ha estado durante todo este tiempo en el punto de mira de algunos implicados en la trama de corrupción policial. En una ocasión le pintaron su moto, en otra le pincharon las ruedas y llegaron a rayarle su coche nuevo. También arrojaron cola de pegar sobre el asiento de la motocicleta. Todos aquellos ataques fueron denunciados, pero nunca se descubrió quién estaba detrás.

Fuentes del entorno de Capó, sin embargo, aseguran que su marcha no tiene nada que ver con esas amenazas. «Sin duda le hizo mella, pero se va al Consell de Mallorca porque le ha salido una buena oferta de trabajo y no quiere dejar pasar la ocasión», añadieron esas mismas fuentes.