El ataque del roedor se produjo en la calle Tomás Rullán número 56. | Alejandro Sepúlveda

29

«Una rata ha mordido a un niño mientras dormía. No hay derecho, donde vamos a parar». En la barriada de Son Gotleu llevan varios días que no se habla de otra cosa. Recientemente, un niño de corta edad, fue atacado por una rata de grandes dimensiones que accedió al interior de su vivienda -bajos de un edificio ubicado en la calle Tomás Rullán- y le mordió en la cara mientras dormía.

Los familiares del pequeño, alertados por los llantos, cogieron al niño y se los llevaron de urgencia al centro de salud de Son Gotleu donde personal facultativo le practicaron las curas necesarias y le administraron las vacunas correspondientes.

Todo apunta a que el roedor accedió a la vivienda trepando directamente desde la calle Tomás Rullán hasta la ventana de la habitación donde estaba el niño durmiendo. Afortunadamente, la víctima se encuentra bien y precisará acudir al médico para comprobar su evolución.

A partir de ese instante, la Asociación de Vecinos Orson Welles y la Asocación Gitana de Mallorca comunicaron los hechos al Ajuntament de Palma quienes enviaron de inmediato brigadas especializadas en la eliminación de plagas.

Ginés Quiñonero, presidente de la Asociación Orson Welles, apunta: El callejón conocido como prolongación de Pasaje 7 Picos es un auténtico vertedero que se extiende desde el nº 60 al 74 de la calle Tomàs Rul.lan, afectando sus desechos, malos olores, roedores e insectos que por allí pululan, a toda la zona, en mayor o menor medida, así como a la Guardería de San José Obrero que limita con él. Hay que hacer algo», concluye.