El robo con violencia se produjo en un supermercado de la calle Biniamar. | Alejandro Sepúlveda

14

El robo de cuatro tabletas de chocolate y una bolsa de chucherías por un importe de 29 euros se complicó y al final nuestro protagonista acabó detenido y pasando la noche en los calabozos.

Agentes del Cuerpo Nacional de Policía procedieron al arresto de un hombre de 58 años y de nacionalidad española, acusado de robar en un supermercado agrediendo al vigilante de seguridad en su huida.

Los hechos tuvieron lugar en el interior de un hipermercado ubicado en la calle Biniamar, en la barriada de Es Rafal de Palma. El vigilante del establecimiento detectó la presencia de una persona que mantenía un comportamiento sospechoso. Se percató que había escondido entre su ropa y pertenencias varias tabletas de chocolate y golosinas.
El hombre se dirigió a la línea de caja pasando por ellas sin detenerse y sin abonar el género que llevaba encima.
Al ser recriminado por el vigilante, el cliente inició un forcejeo con el mismo, empujándolo violentamente y dándose a la fuga.

Agentes de la Policía Nacional se personaron en el lugar y se entrevistaron con los empleados del supermercado. Tras obtener una descripción del ladrón iniciaron una batida por la zona y, a escasos metros del establecimiento, lograron identificar y proceder al arresto del presunto ladrón. Se le acusa de un delito de robo con violencia.