El panfleto que ha sido repartido por unas encuestadoras en el Baluard des Príncep de Palma.

68

El fiscal de Delitos de Odio de Balears investiga el reparto de octavillas de índole racista en es Baluard del Príncep de Palma y las calles adyacentes. Según fuentes próximas al caso a las que ha tenido acceso Ultima Hora, varios vecinos de la zona alertaron a la Policía Local de Palma de la presencia de tres chicas encuestadoras que estaban repartiendo octavillas a la vez que preguntaban a los transeúntes su opinión sobre el uso del burka.

Varias patrullas acudieron al lugar y realizaron varias batidas por la zona para tratar de localizar a las citadas encuestadoras, aunque sin éxito. Los hechos fueron puestos en conocimiento de la Unidad de Delitos de Odio de la Policía Local y trasladadas las diligencias a los expertos del Cuerpo Nacional de Policía.

Al margen de carecer de autorización para ejercer publicidad dinámica en vía pública, los investigadores sospechan que se trata de una campaña orquestada por un grupo de ultra derecha para crear un debate social y rechazo contra la comunidad musulmana. El reparto de los panfletos llega a escaso un mes del inicio del ramadán. Las mismas fuentes, han confirmado que el material incautado podría contar con asesoramiento jurídico y psicológico. Sin embargo, «el texto, la imagen y el conjunto podría crear odio», señala un experto consultado.

En la imagen de la octavilla se puede ver en el lateral derecho una mujer vestida con un niqab, que no burka - la diferencia entre ambas prendas es importante, ya que el niqab permite que los ojos de la mujer queden al descubierto siendo que en el caso del burka la zona de los objos queda cubierta por una rejilla de tela-. Por el contrario, la mujer que aparece en el lado izquierdo es occidental, pelirroja y claramente sonriente.

Por parte de la Unidad de Odio de la Policía Local se entiende que la imagen no desea poner de manifiesto una repulsa hacia el uso de una prenda que oculta de manera completa a la mujer, sino que lo que se pretende es poner sobre la mesa un debate más profundo y de mayor calado.