Catorce inmigrantes han llegado a Mallorca en una patera. | Julio Bastida

20

Agentes de la Guardia Civil han entregado poco antes de la una del mediodía de este jueves a sus compañeros de la Brigada de Extranjería del Cuerpo Nacional de Policía, competentes en materia de inmigración, a seis de los 14 detenidos tras llegar en una patera al sur de Mallorca.

Ocho de los inmigrantes llegados a las costas baleares eran menores de edad, aunque serán los expertos médicos quienes determinen la veracidad de esta información, han sido llevados a un centro de menores.

Según fuentes próximas a las que ha tenido acceso Ultima Hora, todos los arrestados son de nacionalidad argelina. Durante este jueves, el grupo de la Unidad Central de Redes de Inmigración Ilegal y Falsedades Documentales (UCRIF) incoarán los correspondientes expedientes de expulsión del país y, está previsto, que sea el próximo sábado cuando los inmigrantes sean enviados a un Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) a la espera de ser repatriados en breve a su país de origen.

Noticias relacionadas

Patera

La Guardia Civil, durante la madrugada de este jueves, ha rescatado a catorce ciudadanos extranjeros en una embarcación detectada por el Sistema Integrado de Vigilancia Exterior (SIVE) en la zona sur de Cabrera. La embarcación había entrado en España de forma ilegal. Los agentes de la Benemérita han trasladado a los arrestados a la Comandancia de Baleares en Palma, donde se han iniciado las diligencias para su identificación. Una vez finalizados los trámites han sido traspasados a disposición del Cuerpo Nacional de Policía.

Pasada la medianoche el SIVE de la Guardia Civil detectó una embarcación sospechosa bordeando la zona sur de la isla de Cabrera. Avistada la barca mediante el sistema de visión nocturna, el Servicio Marítimo de la Benemérita se trasladó al lugar para, con ayuda de una embarcación de Salvamento Marítimo (SASEMAR), rescatar a los 14 integrantes y llevarlos hasta Sa Ràpita, desde donde han sido trasladados a Palma. La embarcación tiene unos cuatro metros de eslora.

Es la tercera embarcación de estas características que llega a Baleares este 2017 tras la que apareció el mes pasado en Cala Beltrán y la de Año Nuevo en Cala Pi, ambas en Llucmajor. En 2016 llegaron a Baleares tres embarcaciones de similares características; tres en 2015 y dos en 2014.