0

El menor de 17 años detenido este lunes por un presunto delito de homicidio tras el fallecimiento de una menor de 12 años, otra de 14 y un joven de 21 a causa de un incendio en una cueva ubicada en el paraje de La Molineta, en el barrio almeriense de Los Ángeles, tiene previsto declarar este miércoles ante la Fiscalía de Menores de la capital.

Fuentes del caso han indicado a Europa Press que también está previsto que acudan otros menores que se encontraban en el lugar del siniestro en la noche de este lunes, si bien aún no se ha precisado cuántos de ellos lo harán en calidad de investigados y cuántos como testigos del suceso que tuvo lugar después de que se prendiera un sillón.

Según se desprende de la investigación efectuada por la Policía Nacional, el único detenido por este suceso habría sido el autor material del incendio de un sofá ubicado a la entrada de la cavidad, frecuentada por una pandilla de amigos y conocidos como lugar en el que pasar el rato y en la que había diversos objetos de gran volumen que han ardido rápidamente.

Noticias relacionadas

En este sentido, la cueva ubicada bajo una pendiente en una oquedad del cerro en el que se ubica había sido acondicionada mediante grandes planchas de metal que, a la postre, impidieron la salida a las víctimas del siniestro una vez que las llamas se propagaron entre los matorrales y enseres, con lo que los jóvenes se vieron atrapados por la propia roca.

La versión ofrecida por el detenido a los agentes señala él mismo habría prendido fuego al sillón con un mechero u objeto similar, si bien habría intentado sofocarlo posteriormente aunque «se le fue de las manos», por lo que ni él ni otros menores y jóvenes que se encontraban en el lugar pudieron impedir el avance del fuego ni facilitar la salida de las víctimas.

La Policía ha señalado que en el exterior de la cueva en la que murieron las dos menores y el joven «semicarbonizados» por el incendio había varios niños que «se culpaban unos a otros» de lo sucedido. Por el momento, no se han esclarecido las causas por las que decidió incendiar el sofá aunque, en cualquier caso, la investigación apunta a que no tenía por objetivo dar muerte a las víctimas.

Durante la jornada de este martes se han dado diversas muestras de dolor por parte de los vecinos del barrio y de los allegados a las familias, mientras que en los colegios e institutos se ha dado constancia de lo ocurrido a los compañeros de clase de los fallecidos.