Previous Next
0

La Guardamar ‘Calíope’ de Salvamento Marítimo completó durante la madrugada de ayer una ardua maniobra de rescate, una operación que se prolongó durante unas nueve horas para remolcar hasta el puerto de Ibiza a un pesquero con cuatro tripulantes que se encontraba sin motor y a la deriva a unas 30 millas al nordeste de Ibiza.

Según informó el portavoz de Salvamento Marítimo, Miguel Chicón, la embarcación ‘Scan Viking’ sufrió un fallo en el motor cuando navegaba desde Mallorca a Alicante cargado con pescado vivo, alevines que trasladaba desde una piscifactoría a otras instalaciones.

Operación rescate

Tras registrarse la avería, la tripulación del pesquero dio aviso de la incidencia y solicitó ayuda para ser remolcado hasta un puerto.

La Guardamar ‘Calíope’ se desplazó hasta el punto donde se encontraba el ‘Scan Viking’. Las tareas de rescate se iniciaron en torno a las 23.20 horas en medio de unas condiciones meteorológicas muy adversas por el viento y la mala mar.

Los efectivos de Salvamento Marítimo movilizados, aseguraron la embarcación siniestrada y posteriormente comenzaron la laboriosa maniobra para remolcar a la embarcación.

La Guardamar ‘Calíope’ y el pesquero ‘Scan Viking’ llegaban al puerto de Vila en torno a las 8.22 horas de ayer.

Las mismas fuentes destacaron que los cuatro ocupantes de la embarcación no habían sufrido ningún tipo de daño. La resolución del incidente fue gestionada desde el Centro de Coordinación de Salvamento (CCS) en Palma.

Con el de ayer, Salvamento Marítimo ha atendido dos complejos servicios en aguas de Ibiza en cuestión de 72 horas. El viernes, la embarcación de Salvamento Marítimo ‘Marta Mata’ auxilió junto a la embarcación ‘Martín Posadillo’ de la Armada, y el ‘Sicilia’ de la compañía Baleària, un portacontenedores que había sufrido un incendio cuando navegaba a 12 millas del Port de Sant Miquel.