Imagen de archivo de una actuación policial en Gomila | Alejandro Sepúlveda

31

Alarma vecinal en Gomila. Los residentes de la popular barriada palmesana vivieron una de las noches (del sábado al domingo) más tensas que recuerdan de los últimos meses. «Eran las 23 horas cuando comenzamos a escuchar gritos, un ruido ensordecedor y gente corriendo aterrorizada. Recuerdo que varios vecinos nos asomamos a los balcones y ventanas y el panorama era desolador. Aproximadamente unas cincuenta personas (jóvenes de una veintena de años) pegándose en medio de la calle, por los portales de las casas y en las puertas de algunos locales», relata Toni, uno de los vecinos.

«Fue una batalla campal en toda regla. Estamos hablando de que eran muy jóvenes y latinos, pero venían preparados para pelearse. Bates de béisbol, cascos de moto, guantes, cadenas, etc. Está claro que habían quedado para pegarse y que era algo pactado. Lo más curioso fue ver a las chicas con los bolsos y, algunas de ellas, provistas con bates de béisbol pegándose. Fue algo brutal», señala otro testigo presencial de lo ocurrido.

«Llamamos a la Policía Local, al 112 y a la Policía Nacional. La gente estaba atemorizada y no sabíamos que hacer. Al final, llegaron un montón de patrullas de la Policía Nacional y vimos como tenían a más de 15 jóvenes en un portal y los estaban identificando. Esta situación es intolerable», puntualiza Toni.

La pelea tuvo lugar entre los número 47 al 61 de la calle Joan Miró.

Los residentes están cansados de tener que soportar todos los fines de semana un aluvión de peleas, gente orinando por las calles, incivismo y botellón. «Lo peor de todo es la proliferación de locales after, puntos de venta de droga que operan las 24 horas del día y amenazas constantes de los delincuentes. Hace un año ya denunciamos los hechos y todo sigue exactamente igual. Estamos cansados», añade Xavier Abraham, uno de los históricos líderes vecinales de la barriada de El Terreno.